Consejos para un plan de empresas para restaurantes

Queremos darte una guía acerca de uno de los temas más importantes a la hora de tener un emprendimiento exitoso. Se trata del plan de negocios, porque sabemos y sabes que la mayoría de los emprendedores se lanzan al vacío de un proyecto con nada más que su pasión y una sobredosis de optimismo.

 

Muchas personas sueñan con abrir su propio restaurante, lo ven como una oportunidad de convertir el amor por la cocina en un negocio. Desafortunadamente para muchos, la realidad de administrar un negocio de hostelería no es lo que esperaban, las largas horas de trabajo, los bajos salarios y mucho estrés, sacan a muchos del negocio hostelero.


Después de sólo unos pocos años o incluso meses, una razón de la alta tasa de cierre, es que los propietarios de restaurantes no tratan su negocio como un negocio desde el principio, no tienen ningún plan para lidiar con los problemas, los gastos inesperados y mucho menos comprenden el alcance del costo asociado con la apertura de un restaurante.  


El plan de negocio es una herramienta indispensable para empezar con pie derecho y aunque no garantiza el éxito, queremos mostrarte algunos puntos para desarrollarlo. Teniendo un plan bien escrito, haces dos cosas:

  •  Puedes mostrar a un banco o a un potencial inversionista tu plan para poner tu restaurante en funcionamiento y además, tienes un plan de contingencia para los problemas que se puedan presentar.
  • La creación de un plan de empresas para tu restaurante te obliga a conocer todas las partes de lo que rodea tu negocio, así como tu competencia y el mercado local. También puedes encontrarte con problemas que no habías considerado anteriormente, como por ejemplo las licencias, los códigos de salud y las leyes tributarias que varían de país en país e incluso de ciudad en ciudad.

 

Plan de empresa

Puntos básicos que tiene que tener un plan de hostelería

1. Portada

Empieza con una portada donde vas a colocar tu logotipo de empresa, el nombre, dirección, nº de teléfono y email.

2. Resumen ejecutivo

Este texto sirve como introducción para resumir toda la idea. Este texto debe presentar de una forma clara la idea de negocio a largo plazo. Declarar la misión, visión y declarar una descripción general de los gastos potenciales junto a tu propuesta de valor.

3. Descripción general

3.1. Descripción de la empresa

En esta parte, debes empezar explicando el alto valor del negocio. Debes de presentar la estructura que presenta la compañía, la ubicación y el concepto de cocina. Escribe la experiencia que quieres dar al cliente cuando vaya a tu restaurante. Describe con que se identifica tu marca, el estilo del servicio, el diseño y los aspectos diferenciadores que tienes entre tu competencia.

3.2. Menú

Debes crear el menú que vas a utilizar en tu restaurante y contabilizar el precio exacto por cada plato.

Plato de comida
3.3. Diseño

Plasma la decoración que quieres dar en tu negocio. La cubertería, mesas, sillas, paredes, uniformes y describe el por qué de esas decisiones.

No tiene ningún sentido colocar una decoración medieval en el local y a los camareros uniformarlos de rockeros.

3.4. Equipo

Tienes que detallar todos los miembros que van a participar en la apertura del restaurante, desde el CEO hasta el cocinero.

4. Análisis del mercado

4.1. Análisis de ubicación

En esta parte tienes que describir los máximos detalles posibles que favorezcan o afecten negativamente a tu bar. Investiga en tu ubicación la competencia existente, cuantas personas circulan por tu calle o plaza, nivel adquisitivo de las personas, áreas comerciales o instituciones cercanas.

4.2. Análisis de competencia

En esta parte debes analizar y plasmar los negocios de tu competencia. Sus nombres, horarios de apertura y cierre, precios, etcétera, todo lo que te ayude a tener una visión objetiva de tu competencia.

4.3. Mercado objetivo

Es imprescindible saber por adelantado a que público te quieres dirigir. No tiene ningún sentido colocar un restaurante de alta cocina en un área de bajo poder adquisitivo.

Competencia hostelera